lunes, 22 de septiembre de 2008

Después de tres siglos de dominación española, y tras la revolución liberal de Rafael de Riego en España en 1820, la élite criolla de la Provincia de Guatemala proclamó su independencia de la corona el 15 de septiembre de 1821 por motivos económicos: el deseo de abrir nuevas relaciones con otros paises. El Jefe Político Superior, Brigadier Don Gabino Gainza, se mantuvo al frente del gobierno, auxiliado por una junta provisional consultiva, quien gobernó hasta el 23 de junio de 1822.
En ese momento la
Provincia de Guatemala incluía el territorio de El Salvador. Guatemala no tenía ya autoridad política o administrativa sobre los demás territorios que hasta 1820 habían formado el reino de Guatemala. Honduras acababa de ser erigida en provincia aparte, y desde 1820 se había restablecido la Provincia de Nicaragua y Costa Rica.
Desde febrero de 1821,
Agustín de Iturbide había proclamado el plan de Iguala, que disponía la Independencia de los territorios que hasta 1820 habían formado el Virreinato de Nueva España, como Imperio Mexicano, en un intento de monarquía que lo mantuviese bajo una bandera única, católica y poderosa, para contrarrestar la expansión estadounidense. Se ofreció la corona a Fernando VII, lo que no admitieron los liberales españoles, y el Congreso mexicano de 1822 proclamó emperador a Iturbide como Agustín I. Para entonces, gran parte de Centroamérica, incluyendo a la Provincia de Guatemala, había proclamado su anexión a México. En 1823, Antonio López de Santa Anna y Vicente Guerrero proclamaron el Plan de Casamata, que anunciaba la instauración de una República.

No hay comentarios: